Es el momento de ponerte en marcha

Conecta a través de chomindflow@gmail.com

Experiencia en empresa.

Atención personalizada. Bloqueos. Ansiedad. Conflictos. Estrés.

El arte de vivir.

Mejora de la calidad de vida, comunicación, relaciones familiares, sociabilidad

Experiencia profesional

Despidos. Discriminación por edad (+50 años). Mentoría de excelencia (20-30 años). Incorporación a nuevas posiciones

Reuniones más fáciles a través de teléfono, Skype, etc.

Un estilo de trabajo que se adapta a tu ritmo de vida, con cero tiempo perdido en desplazamientos y que te permite realizar consultas en el momento que las necesitas y desde cualquier lugar del mundo.

Mucho por conversar.

Consejería es un proceso corto en el tiempo, pero intenso en los resultados.

Asesoramiento personal

Centrado en la búsqueda de soluciones

Asesoramiento profesional

Centrado en la implementación de una estrategia

Asesoramiento familiar

Centrado en la eliminación de sufrimiento y en la mejora de la calidad de vida

¿En este momento tienes alguna dificultad personal, profesional, familiar?

No dudes en ponerte en contacto con profesional experimentado en Consejería y Business Coach.

CEO

Quiero recomendar a Chomin por su trabajo como Coach, es una persona dinámica, muy intuitiva y que posee el don y las habilidades para en muy pocas sesiones ayudarte a resolver cualquier problema o conseguir los resultados que deseas tanto en el ámbito profesional como en el personal. Su integridad y corazón le hacen además único. Si buscas un salto cuántico en tu vida y quieres conseguirlo Chomin es la persona que te puede ayudar a dar ese salto.

client

Experto en comunicación personal

La forma de trabajar de Chomin Alonso es única. Es sobre todo respetuosa, hace que te desarrolles y tomes tus decisiones más difíciles con sabiduría pero sobre todo con calma. Las decisiones difíciles y las conversaciones difíciles se convertirán sobre todo en experiencias de aprendizaje y crecimiento. 100% útil.

client

Blog

¿Qué haces cuándo no no sabes qué hacer?

Actualízate o quedarás obsoleto.

 

Cada cierto tiempo tu teléfono te pide que actualices alguna App si quieres estar al día. Han programado su obsolescencia y en poco tiempo dejará de tener una vida útil.

En ocasiones son cambios pequeños, que se producen de un modo automático y no te das cuenta de ellos. Un pequeño aviso te dice que la actualización se ha producido de un modo satisfactorio. Nada más. Se ha instalado una diferencia, que no produce ninguna diferencia y, por supuesto, ni la notas ni eres consciente de ella.

En cambio cuando has de descargar una actualización manualmente, tu confianza desaparece y solo la recuperas preguntando a un amigo o abriendo la pantalla de ayuda.

Lo peor es cuando has de poner al día el sistema, en ese momento la ansiedad comienza a subir, conscientemente vas a realizar un particular suicidio de tu antiguo sistema operativo. Estás dispuesto a terminar con él con la esperanza de que el nuevo sistema te facilite los procesos que realizas o incluso nuevos procesos que desconoces. De no actualizarlo sabes que tu teléfono comenzará rápidamente, ¿en un año o en menos tiempo?, a ser una herramienta inservible.

Este año ha sido tan especialmente turbulento. Desde el mes de febrero has ido acumulado innumerables experiencias catastróficas, enfermedad, muerte , soledad, desconfianza, miedo, despido, pobreza. El «yo» que comenzó en enero nada tiene que ver con este que eres ahora.

Sin darte cuenta se te han pasado por alto un montón de actualizaciones de tu vida, tu modo de resolver dificultades, tus sentimientos, tu familia, tu carrera profesional. Ha sido un año tan vertiginoso, que te estás quedando fuera de mercado en tu forma de pensar, de ver el mundo, de estar junto a los otros.

¿Has empezado a notar esta obsolescencia?¿Miras el mundo con otros ojos, con otros sentimientos?¿Tu conocimiento ha envejecido? ¿Qué parte de ti, se resiste a actualizarse?

Siempre puedes negarte y mantener tus ideas, pero si el miedo te deja inactivo, te irás quedando más y más inútil.

PD. Actualizarse no es participar en un curso de formación, es dejar extinguir mis comportamientos actuales, mi forma de ver la vida, de relacionarme y cambiarlos por otros radicalmente nuevos, es por lo tanto un suicidio ritual de mis comportamientos.

Descubre La Paz Interior 7. Viernes 20 a las 7,00 hora española. ¡Conéctate!

Te propongo un encuentro virtual todos los viernes de las 19,00 a 20,00 hora española.
Haremos ejercicios de relax, con los que podrás disminuir el estrés y la angustia, mejorar la concentración, reordenar tus pensamientos y disolver las inquietudes.

Conéctate

Invitación a la reunión de Zoom

Descubre La Paz interior 6
Hora: 20 nov 2020 07:00 PM Madrid

 

Unirse a la reunión Zoom
https://us02web.zoom.us/j/84994373992?pwd=UkMzWm5QUVdtbEJRaDN3V2QzNDhGZz09

ID de reunión: 849 9437 3992
Código de acceso: 860660

 

Me van a despedir. ¿Qué hago?

 

 

Si un día te contratan, aceptas que un día serás despedido. Es así de sencillo y parece que ese día ha llegado.

Te voy a proponer diez consejos que pueden ayudarte a recuperar la calma perdida. Hay muchos más, estos son los genéricos, tu busca los específicos para tu situación.

1.- Cuando tu jefe haga el paripé y te diga lo buen trabajador que eres y que es algo que le han impuesto y que por él no te despediría . Haz tu también el paripé, dile lo mucho y bien que has trabajado, lo feliz que has estado en la empresa, etc.  Lo único que necesitas es ganar tiempo, días , semanas o meses. Ese dinero te vendrá estupendamente y te dará tiempo a buscar un nuevo trabajo. Pídeselo con claridad, a la gente le gusta que le pidan cosas.

2.- Si estabas mirando por la ventana y no te dabas cuenta de lo que sucedía, ponte las pilas y comienza a buscar un trabajo ya. Cualquier trabajo, no un trabajo mejor que el actual, un trabajo sin más. Es mucho más fácil encontrar un trabajo si estás trabajando.

3.- Si te hueles que vas a ser despedido, prepárate. Trabaja mucho mejor que hasta ahora, así se lo pondrás más difícil a tu jefe, pídele más tarea, dórale la píldora…. y ponte a buscar un trabajo de inmediato.

4.- En las dos opciones no hables con nadie, no te quejes, no comentes tus proyectos, todo lo contrario habla bien de la empresa, de tus jefes y de tus compañeros. Ya sabes que la gente hará todo lo posible para que no les despidan a ellos y alguno solo querrá lo peor para ti, que te despidan. Ah, si les dices donde estás buscando trabajo, irán ellos antes que tu y te quedarás sin él.

5.- Guarda equilibrio emocional: la serenidad. Te van a decir que te has quedado viejo, atrás, que no sabes trabajar en equipo, que tienes un trato difícil, que eres caro, etc. Dirán cosas horribles de ti. No las creas. Quédate tranquilo y observa tu futuro, define lo que quieres hacer en este momento de tu vida y hazlo.

6.- No te plantees que vas a estar un tiempo haciendo cosas mientras te dura el paro. Es un engaño y si caes en el acabarás tomando el sol los lunes por la mañana.

7.- Informa de inmediato a tu familia, no lo ocultes. No has fracasado: te han despedido. Nada más.

8.- No te creas ninguna propuesta amable de un medio-conocido: «Vamos a montar una empresa», «llama a Fulanito y él te ayuda» ,»Lo que tienes que hacer es invertir en este sector», “Ahora eres independiente haz lo que te dé la gana”. No les creas, tampoco creas los sesudos artículos de prensa, ni los comentarios que hacen los responsables de RRHH, cree solo a gente de tu total confianza, estás en un momento muy influenciable y si alguien te propone una salida, sin reflexionar lo suficiente, la tomarás, el problema es que no hay ninguna salida relacionada con la suerte. Tu salida solo la encontrarás tú, con un plan, y con trabajo.

9.- Busca un buen Head Hunter, habla con profesionales de empresas de contratación, redacta un discurso sobre ti, que sea poderoso y cierto, memorízalo y ensáyalo en diferentes entrevistas de trabajo, no te van a contratar a la primera, haz un estupendo CV y, desde luego, no creas ni una palabra de lo que te dicen los que están al otro lado de la mesa.

10.- No perdones ni un Euro a tu empresa, conviértete en una hidra si es necesario, no les debes nada, del mismo modo que ellos a ti tampoco, no busques su comprensión ni les des la tuya. Se trata de dinero, dinero y dinero.

Como dice un amigo ¡Ahora es el momento de salirte con la tuya!