Deja de ser un cascarrabias!!!

Ago 24, 2016 Sin categoría

seligman-1024x1024

Esta deliciosa y reveladora anécdota de Martin Seligman seguro que va a darnos muchas y buenas ideas de como aplicarla con nosotros mismos y con los demás. La anécdota la recoge en su interesante libro La auténtica felicidad.

Pero antes de empezar ¿quien es Martín Selingman? Uno de los grandes psicólogos actuales presidente de la Asociación Estadounidense de Psicología, estudioso de la indefensión aprendida y creador de lo que conocemos como psicología positiva.

Vamos con la anécdota

Nos cuenta Seligman que en una época decisiva en su vida intelectual, motivado por la creación de la corriente de la psicología positiva se encontraba francamente saturado y con las ideas liadas, esto le hacía tener un humor de perros…

«Al cabo de dos semanas entreví cuál podía ser entidad mientras desbrozaba el jardín junto con mi hija de cinco años Nikki. Debo confesar que aunque he escrito un libro y varios artículos sobre los niños, no se me dan nada bien. Soy una persona orientada hacia objetivos y un tanto obsesionado con el tiempo, y cuando desbrozo el jardín, desbrozo el jardín. Sin embargo, Nikki iba lanzando hierbajos al aire y cantaba y bailaba. Como me estaba distrayendo, le grite y ella se marchó. Volvió al cabo de unos minutos y dijo:

  • Papá, quiero hablar contigo.
  • -¿Sí, Nikki?
  • – Papá. ¿te acuerdas de antes de que cumpliera cinco años?. Desde los tres a los cinco años era una llorona. Lloraba todos los días. El día que cumplí cinco años, decidí que no lloraría más. Es lo más difícil que he hecho en mi vida. Y si yo puedo dejar de lloriquear, tú puedes dejar de ser un cascarrabias.

Aquello fue una revelación para mí»

 

Por Chomin Alonso

Consejero especializado en liderazgo, comunicación y en resolución de conflictos personales y profesionales. Con un estilo de trabajo contextual y estratégico, desarrolla habilidades encaminadas a la resolución y disolución de las dificultades. Las intervenciones se realizan sobre problemas concretos de comunicación, lo que permite resolver las dificultades en el menor tiempo. La aceptación de la realidad, el compromiso en la acción y la elección de propósitos, valores. El ejercicio de resoluciones estratégicas, en la toma de decisiones bien encaminadas y dar respuestas ágiles, hasta lograr una vida más rica y significativa, completan la consultoría. Especializado en consultoria de dirección de personas, cambio profesional, consejería dirección.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: