Deja de cuidar las zarzas.

Jun 19, 2017 Sin categoría

 

Rhys, Ernest. Fairy Gold A Book of Old English Fairy Tales. Herbert Cole, 1906

El cuidador de zarzas.

En una ocasión se acercó una persona a mi despacho. Era una persona que sufría lo suficiente como para estar preocupada. “Llevo tiempo así”. Dijo con una cierta amargura. “Es una situación delicada, Me da hasta una cierta vergüenza hablar de ello: soy codependiente”. Guardó un calculado silencio como si ya no tuviera más que decir, como si con decir “codependiente” todo quedase aclarado. “¿Puedes explicarme que quieres decir cuando me dices que eres codependiente?”. Le pregunté.

Me contó que desde hacía años trabajaba bajo el mandato de un jefe imposible, despótico, caprichoso y un poco maltratador. “ Pero sólo cuando se enfada” . Su jefe le hacía confidencias y le contaba su vida; era muy cercano. El se sentía obligado a cuidarle. Había tenido oportunidades de cambiar de trabajo por otro mejor pero nunca se había decidido “¡No puedo dejarle solo! Y también es que no se lo que busco. Me asusta decirle lo que pienso, lo que quiero. Se que se aprovecha de mi, llevo 12 años en la empresa y nunca ha tenido una buena palabra, ni un reconocimiento profesional, ni económico. ¿Cobro menos que las personas que han venido años después al departamento! Cuando necesita algo importante me lo pide a mi, todos pasan de él. ¡Y yo se lo hago!. Siempre hago lo que pide”. 

De nuevo me miró. “¿Qué ayuda quieres de mi?” le pregunté. “¡Quiero que me ayudes a dejar de ser codependiente!”

No todos de los problemas que tienen las personas en la empresa son psicológicos – le dije – El tuyo por lo que me dices tampoco lo parece. No eres codependiente, eres un cuidador de zarzas. En vez de arrancarlas, las podas. Así salen con más fuerzas, sus raíces crecen más profundas y sus espinas son más afiladas. No te confundas, no te digo que hagas como los campesinos que prenden fuego a las zarzas. No es necesario hacer algo tan radical. Bastará con que no las cuides, no cuides a tu jefe. Al poco se secará”.

Las metáforas nos ayudan a implementar nuevas estrategias.

Por Chomin Alonso

Consejero especializado en liderazgo, comunicación y en resolución de conflictos personales y profesionales. Con un estilo de trabajo contextual y estratégico, desarrolla habilidades encaminadas a la resolución y disolución de las dificultades. Las intervenciones se realizan sobre problemas concretos de comunicación, lo que permite resolver las dificultades en el menor tiempo. La aceptación de la realidad, el compromiso en la acción y la elección de propósitos, valores. El ejercicio de resoluciones estratégicas, en la toma de decisiones bien encaminadas y dar respuestas ágiles, hasta lograr una vida más rica y significativa, completan la consultoría. Especializado en consultoria de dirección de personas, cambio profesional, consejería dirección.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: