Mes: diciembre 2017

Alcanza las estrellas con la mano

500709600-729x486.jpg

(Accede a los mejores post de año con facilidad)

En estos días se cierra un año y esperas con ilusión el comienzo de uno nuevo. Es un regalo de la vida que te permite acometer nuevos proyectos de interés. Un tiempo en el que podrás moverte en el laberinto de la vida con seguridad y dedicar tiempo a aquellas personas en las que confiar y que te ayudarán. Conocer la dificultades de la vida, las molestias, y encontrar solución a los problemas que irán apareciendo. Planificar la estancia en el trabajo que detestas, sin caer en la trampa de la felicidad ficticia.

Así podrás llevar la vida que quieres llevar, sin cuidar zarzas, sin soñar como ser Walter White en Breaking Bad, sin líos en la cabeza.

Encontrarás valores en esta sociedad, los aceptarás y te comprometeráss con ellos, así  tendrás nuevos planes para vivir bien la vida.

En este tiempo darás respuestas acertadas a si tiene sentido la vida, si es el momento de lograr la excelencia, de educar correctamente a tu hijo más allá de que sea un millenial o si deseas cambiar y no hacer lo mismo.

¿Estas dispuesto a salir de tu zona de confort, aunque no sepas a dónde ir?

Entonces estás dispuesto a vivir 2018 y alcanzar con la mano las estrellas.

 

Tres metáforas sobre la vida

Using technology to increase their productivity

 

Las tres metáforas de las que voy a hablar, reunen, a grandes rasgos,  las diferentes estrategias que podemos emplear para resolver cualquier problema que se nos plantee.

La primera metáfora nos habla de la ayuda que puede darnos un profesional, este nos marca el camino y pero somos nosotros quienes logramos salir del atolladero , en la segunda aceptamos que no hay salida y nos dejamos llevar por la desesperación, en la tercera, la más contextual, sabemos donde estamos y que podemos salir del laberinto.

Primera metáfora.

Wittgenstein describe que la tarea del filosofo es la de enseñar a las moscas a salir de la botella en la que están presas. La mosca vuela agitada, ya que sabe que cerca de ella hay una salida aunque esté cerrada.

“¿Cuál es tu objetivo en filosofía? Mostrar a la mosca el orificio de salida de la botella”. Como filósofos, nos parecemos a las moscas atrapadas en el interior de una botella que luchan desesperadamente por salir a través del cristal, transparente pero impenetrable. Una correcta comprensión de nuestro quehacer de filósofos nos ayudará a librarnos del encierro. Esa correcta comprensión consiste en captar adecuadamente los usos de las palabras”

Segunda metáfora

Esta nos habla de la angustia que sienten unos peces atrapados en la red. Son conscientes de que no hay salida posible, y peor, con la liberación les espera la muerte.

Tercera metáfora

Bobbio añade una  metáfora que nos ayuda a comprender la vida: el laberinto. «Quien entra en un laberinto sabe que existe una vía de salida, pero no sabe cuál de los muchos caminos que se abren ante él a medida que marcha conducen a ella. Avanza a tientas. Cuando encuentra bloqueado un camino vuelve atrás y sigue otro.»

Cada cual escoja la metáfora que mejor explica su situación actual ¿Eres una mosca en una botella, un pez en una red o estas buscando la salida de un  laberinto?.