Tres metáforas sobre la vida

Using technology to increase their productivity

 

Las tres metáforas de las que voy a hablar, reunen, a grandes rasgos,  las diferentes estrategias que podemos emplear para resolver cualquier problema que se nos plantee.

La primera metáfora nos habla de la ayuda que puede darnos un profesional, este nos marca el camino y pero somos nosotros quienes logramos salir del atolladero , en la segunda aceptamos que no hay salida y nos dejamos llevar por la desesperación, en la tercera, la más contextual, sabemos donde estamos y que podemos salir del laberinto.

Primera metáfora.

Wittgenstein describe que la tarea del filosofo es la de enseñar a las moscas a salir de la botella en la que están presas. La mosca vuela agitada, ya que sabe que cerca de ella hay una salida aunque esté cerrada.

“¿Cuál es tu objetivo en filosofía? Mostrar a la mosca el orificio de salida de la botella”. Como filósofos, nos parecemos a las moscas atrapadas en el interior de una botella que luchan desesperadamente por salir a través del cristal, transparente pero impenetrable. Una correcta comprensión de nuestro quehacer de filósofos nos ayudará a librarnos del encierro. Esa correcta comprensión consiste en captar adecuadamente los usos de las palabras”

Segunda metáfora

Esta nos habla de la angustia que sienten unos peces atrapados en la red. Son conscientes de que no hay salida posible, y peor, con la liberación les espera la muerte.

Tercera metáfora

Bobbio añade una  metáfora que nos ayuda a comprender la vida: el laberinto. «Quien entra en un laberinto sabe que existe una vía de salida, pero no sabe cuál de los muchos caminos que se abren ante él a medida que marcha conducen a ella. Avanza a tientas. Cuando encuentra bloqueado un camino vuelve atrás y sigue otro.»

Cada cual escoja la metáfora que mejor explica su situación actual ¿Eres una mosca en una botella, un pez en una red o estas buscando la salida de un  laberinto?.

 

 

 

 

 

Por Chomin Alonso

Consejero especializado en liderazgo, comunicación y en resolución de conflictos personales y profesionales. Con un estilo de trabajo contextual y estratégico, desarrolla habilidades encaminadas a la resolución y disolución de las dificultades. Las intervenciones se realizan sobre problemas concretos de comunicación, lo que permite resolver las dificultades en el menor tiempo. La aceptación de la realidad, el compromiso en la acción y la elección de propósitos, valores. El ejercicio de resoluciones estratégicas, en la toma de decisiones bien encaminadas y dar respuestas ágiles, hasta lograr una vida más rica y significativa, completan la consultoría. Especializado en consultoria de dirección de personas, cambio profesional, consejería dirección.

Un comentario en “Tres metáforas sobre la vida”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: