Encuentra tu «propósito vital»

Mar 5, 2018 Sin categoría

 

images

Carta a un amigo

«Habíamos quedado en hablar sobre el “propósito vital”.

Es complejo encontrar intencionada y rápidamente, aquello que definimos como nuestro propósito en la vida: nuestro valor o mejor la suma de nuestros valores. Algo tan concreto puede parecernos que tratamos nuestra vida como una “cosa” que necesita de un marketing para ser plena.

Nada más opuesto. Tratar la vida como una “cosa”, “un objeto”, a la que tenemos que encontrar hueco en el lineal de la existencia, resulta bastante empobrecedor. La vida no es un consumible.

El “propósito vital” al que me refiero, está relacionado con nuestra esencia como personas: con nuestra alma. El alma que nos duele, nos arrancan, hemos perdido, encontramos, etc. Lo que desde siempre en nuestra cultura llamamos alma.

Cuando sientes que la vida que llevas es plena, rica y significativa, te mantienes en equilibrio con lo que te rodea, incluidos tus sentimientos y pensamientos (esas conversaciones que mantienes contigo en silencio). En esos momentos tus vivencias externas e internas están alineadas.

En cambio, si las direcciones son opuestas, enfrentadas o simplemente distintas el desasosiego te invade. “Algo no va bien” “Tengo que cambiar” “No puedo seguir así” Te dices. Y el sufrimiento entra de lleno en tu vida como caballo por cacharrería.

Veamos un ejemplo sencillo: si trabajas en lo que te gusta, habrás encontrado tu propósito profesional. ¿Pero si ese trabajo no te da dinero suficiente para mantener tu ritmo de vida? Entonces te platearás cambiar a un trabajo donde ganes más o prescindir de una parte de tu estilo de vida.

Actuar te impulsa a encontrar un nuevo equilibrio, pero como veremos, no siempre en la dirección más saludables.

Unos ejemplos extremos nos ayudarán a comprenderlo mejor. Conozco personas que lo único que quieren es mantener su estatus, sus ingresos y esta elección les lleva a aceptar situaciones de mobbing, vejaciones, maltrato, adicciones, depresión. Otras deciden trabajar en lo que les gusta y si es necesario llegan a pagar por ello y acaban arruinándose. En los dos casos se acaba llegando el sufrimiento a través de decisiones mal encaminadas.

Como conclusión. Nos acercamos a nuestro “propósito vital”  si tomamos decisiones bien encaminadas y para ello necesitamos elegir correctamente nuestros valores.

Marcar con claridad nuestro destino, nuestra meta, nuestros objetivos, como prefieras llamarlo, requieren de una maestría especial en la elección de los valores por lo que te vas a mover en la vida.

Tus valores van a ser el mapa y el propósito la dirección que tomes.

Abrazos!!»

Sí, quiero encontrar mi propósito vital. (Solicita información)

Por Chomin Alonso

Consejero especializado en liderazgo, comunicación y en resolución de conflictos personales y profesionales. Con un estilo de trabajo contextual y estratégico, desarrolla habilidades encaminadas a la resolución y disolución de las dificultades. Las intervenciones se realizan sobre problemas concretos de comunicación, lo que permite resolver las dificultades en el menor tiempo. La aceptación de la realidad, el compromiso en la acción y la elección de propósitos, valores. El ejercicio de resoluciones estratégicas, en la toma de decisiones bien encaminadas y dar respuestas ágiles, hasta lograr una vida más rica y significativa, completan la consultoría. Especializado en consultoria de dirección de personas, cambio profesional, consejería dirección.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: