Aprende a tener unas vacaciones horribles.

Jul 31, 2018 Sin categoría

 

68161266

(Advertencia. Este texto es un recordatorio de lo que no debes hacer en estas vacaciones)

Lo primero que debes hacer es cuidar tus problemas, de lo contrario desaparecerán. Tener una gran abundancia de problemas, y más si duran desde hace años.

Seguro que conoces y empleas técnicas eficaces para amargarte la vida, permíteme que añada alguna más para facilitarte unas vacaciones penosas. Seguro que con unas y otras lograrás que tus problemas sea insalvables.

Toma nota:

1º. Nunca mires lo que ha cambiado. Ni por un momento imagines que tu problema es diferente del momento que decidiste tenerlo.

2º. Si tu problema se adormila, despiértalo. Si desaparece, búscalo. 

3º. Si por una extraña casualidad no puedes evitar que estas vacaciones sean estupendas, lo cual lamento, ¡no lo celebres! Esto te garantiza un gran sufrimiento.

4º. Sé consciente de que eres una víctima.

5º. Observa con detenimiento lo mal que te encuentras.

4º. Pon todo tu empeño en recordar tu pasado más doloroso. Si no lo logras activa la envidia, los celos, la soberbia, son infalibles.

5º. Siente que tus problemas son producto de tu personalidad, de tus pocas habilidades, de lo incapaz que eres, de que ya se ha pasado el tiempo y de que no puedes hacer nada. 

6º. Imagina que en el futuro tu vida irá a peor, pero si esto te angustia demasiado, imagina tan sólo un futuro negro y sin salida. Vacío. 

Seguro que muchas de estas técnicas ya las estás empleando con eficacia. En algunas eres un experto, otras las estás mejorando y otras no les has dado la importancia ni la atención que merecen.

Mi recomendación es que si quieres un verano horroroso practica alguna.

 

Por Chomin Alonso

Consejero especializado en liderazgo, comunicación y en resolución de conflictos personales y profesionales. Con un estilo de trabajo contextual y estratégico, desarrolla habilidades encaminadas a la resolución y disolución de las dificultades. Las intervenciones se realizan sobre problemas concretos de comunicación, lo que permite resolver las dificultades en el menor tiempo. La aceptación de la realidad, el compromiso en la acción y la elección de propósitos, valores. El ejercicio de resoluciones estratégicas, en la toma de decisiones bien encaminadas y dar respuestas ágiles, hasta lograr una vida más rica y significativa, completan la consultoría. Especializado en consultoria de dirección de personas, cambio profesional, consejería dirección.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: