Necesitamos un nuevo estilo de liderazgo

Ago 28, 2018 Sin categoría

consultoría

En la sociedad, en la empresa, en la familia, con nosotros mismos, es imprescindible un nuevo estilo de liderazgo que dé una respuesta valida a los retos actuales.

A lo lardo de la historia, la humanidad ha logrado sobrevivir gracias a un estilo de liderazgo pragmático.

En la segunda mitad del siglo XX las cosas cambiaron radicalmente. El poder llevó al mundo a asomarse a la hecatombe atómica. La política de «destrucción mutua asegurada» puso por primera vez fecha al Apocalipsis.

Hoy de nuevo se pone fecha al Apocalipsis. En esta ocasión es la imposible sostenibilidad del mundo; económica, financiera, ecológica, política, incluso humana. El mundo se está convirtiendo en un espacio inhóspito para la persona.

A muchas personas, directivos en este caso, les parece lógico que si la destrucción atómica fue desactivada, lo mismo ocurra ahora. Todas las amenazas a la humanidad han tenido su respuesta y está también la tendrá. Escuchamos. Pero no estamos tan seguros de lograrlo haciendo lo que hacemos.

El sueño de la razón ha creado el monstruo de la inmortalidad. Incluso, en esta utopía, el hombre debe estar dispuesto a vivir eternamente o por lo menos alargar su vida de un modo casi indefinido.

¿Las empresas también participan de este «sueño de eternidad»?.  La experiencia nos asegura, que todo lo contrario, los tiempos se acortan de tal forma, que sólo el éxito permite sobrevivir mientras dura, pero cada vez es más efímero. Las empresas, los directivos, los productos están menos tiempo en el lineal. Se prescinde de ellos, son reemplazables por otros, ya que carecen de valor.

Necesitamos un nuevo estilo de liderazgo, que ayude a que el mundo sobreviva y con él nuestras empresas, nuestras familias y por supuesto nosotros mismos.

Un liderazgo de tercera generación, alejado de la soberbia del poder, que retome de un modo radical el pragmatismo en la dirección de las personas.

Por Chomin Alonso

Consejero especializado en liderazgo, comunicación y en resolución de conflictos personales y profesionales. Con un estilo de trabajo contextual y estratégico, desarrolla habilidades encaminadas a la resolución y disolución de las dificultades. Las intervenciones se realizan sobre problemas concretos de comunicación, lo que permite resolver las dificultades en el menor tiempo. La aceptación de la realidad, el compromiso en la acción y la elección de propósitos, valores. El ejercicio de resoluciones estratégicas, en la toma de decisiones bien encaminadas y dar respuestas ágiles, hasta lograr una vida más rica y significativa, completan la consultoría. Especializado en consultoria de dirección de personas, cambio profesional, consejería dirección.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: