Escucha a tu cuerpo.

Sep 11, 2019 Sin categoría

ballet-1224x918

Estamos tan maravillado activando la parte derecha de nuestro cerebro o la izquierda o ambas a la vez, que nos olvidamos de nuestro cuerpo.

Hay gente que considera su cuerpo como una máquina torpe que cada vez funciona peor, que se va desgastando con el tiempo, que falla, que se vuelve lenta y pesada… y tienen razón.

Si embargo no paran en sus quejas “Me duele la pierna” “Tengo un tirón en el codo” “Mis vértebras están muy dañadas”  Cada mañana pasan lista y comprueban si cada una de las molestias está en su sitio. Sólo así pueden ponerse en marcha.

“Quería ser bailarina, no pude serlo de niña, y cuando fui mayor decidí que ya había llegado la hora de hacer lo que siempre quise pero entonces mi cuerpo ya no era el cuerpo joven y ahora tengo un gran dolor que me impide casi cualquier movimiento” Cuando entró en la sala, vistiendo un descuidado chándal, zapatillas de deportes, un viejo jersey y cuatro dedos de raíces blancas en su pelo teñido y abandonado, Julia se encontraba bastante desmoralizada, había perdido la confianza en ella, sentía que su gran ilusión de la vida se quedaría en el cajón de los deseos como tantas otras cosas.

Venía a participar a una reunión de trabajo, esa tarde-noche no tenía nada que hacer. Laura se había convertido en una dependiente de terapias alternativas, ya que su médico la había dejado por imposible, principalmente a casusa de un carácter irascible. Alguien le dio mi dirección.

En las conversaciones iniciales ella me dijo de inmediato cargada de razón “Sí, lo tengo claro es mi cabeza la que me impide bailar, la que está machacando mi cuerpo… Y no puedo hacer nada”

Se sentó mal en la sillón y por todos lo medios intentó estar lo más incómoda posible durante la reunión.

 

Por Chomin Alonso

Consejero especializado en liderazgo, comunicación y en resolución de conflictos personales y profesionales. Con un estilo de trabajo contextual y estratégico, desarrolla habilidades encaminadas a la resolución y disolución de las dificultades. Las intervenciones se realizan sobre problemas concretos de comunicación, lo que permite resolver las dificultades en el menor tiempo. La aceptación de la realidad, el compromiso en la acción y la elección de propósitos, valores. El ejercicio de resoluciones estratégicas, en la toma de decisiones bien encaminadas y dar respuestas ágiles, hasta lograr una vida más rica y significativa, completan la consultoría. Especializado en consultoria de dirección de personas, cambio profesional, consejería dirección.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: