Organiza tu vida como un proyecto. 2º Elige una metáfora que de sentido a tu vida. La Esperanza.

Mar 24, 2020 Sin categoría

Esperanza

Las metáforas impregnan la vida cotidiana, nos ayudan simbólicamente a ocupar nuestro lugar, a ser responsables, mantener una dirección y a no ir de aquí para allá como pollos sin cabeza.

Las metáforas, igual que los valores, son necesarias para llevar una vida rica y significativa, y se ha de tener cuidado al elegirlas.

En este momento los valores que necesitas, para superar estos tiempos complejos no están relacionados con el poder, con el logro o con el hedonismo, salvo que seas una persona insolidaria y egoísta. El placer, la ambición, la riqueza, el éxito de poco valen cuando tu vida o la de tus personas queridas está en peligro. 

En cambio debes elegir aquellos valores que te ayudan a vivir una vida bien vivida, como la compasión que te acerca a los demás, la tolerancia, el respeto, el amor a la verdad, la lealtad, la honestidad, la responsabilidad, la humildad, la religiosidad, el respeto a tus mayores y el esfuerzo en conservar el orden social y la seguridad. 

Según los valores que elijas en este momento marcharás hacia el Bienestar o hacia el Malestar y así harás más fácil tu vida y la de quienes te rodean.

Ya solo queda elegir una metáfora poderosa que te acompañe en estos tiempos de cambios y de incertidumbre. Te propongo una: estar en el Punto de la Esperanza.

Si te sitúas en este Punto, el futuro lo verás con optimismo y con fe. La Esperanza te invita a anticiparte a los acontecimientos y lo más importante verás al alcance de tu mano lo que deseas. La Esperanza de encontrarte con los tuyos, de encontrarlos sanos, seguros firmes, es la metáfora que nos ayudará a llegar sanos al final de esta pandemia.

 

Por Chomin Alonso

Consejero especializado en liderazgo, comunicación y en resolución de conflictos personales y profesionales. Con un estilo de trabajo contextual y estratégico, desarrolla habilidades encaminadas a la resolución y disolución de las dificultades. Las intervenciones se realizan sobre problemas concretos de comunicación, lo que permite resolver las dificultades en el menor tiempo. La aceptación de la realidad, el compromiso en la acción y la elección de propósitos, valores. El ejercicio de resoluciones estratégicas, en la toma de decisiones bien encaminadas y dar respuestas ágiles, hasta lograr una vida más rica y significativa, completan la consultoría. Especializado en consultoria de dirección de personas, cambio profesional, consejería dirección.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: