Sobre la estupidez.

La primera Ley Fundamental de la estupidez humana, de Cipolla, afirma que :

Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo.

Una estupidez que escucho con una cierta alegría, las estupideces son siempre alegres, es que la forma de solucionar un despido es cambiar tus pensamientos: has de olvidar aquellos que son negativos y duplicar tus pensamientos positivos. Así, de inmediato tus problemas se solucionan y encontrarás un trabajo mejor. En cambio si tienes pensamientos negativos, tu vida será muy difícil a partir de ahora.

Tómate unos segundos para resolver este dilema.

Tienes que cruzar la M-30 a pie. Estás en el arcén y has de ir al arcén contrario, más o menos has de cruzar unos 10 carriles por los que circula un torrente de coches. Tienes los ojos cerrados y a tu lado están dos amigos que quieren ayudarte, uno pesimista y otro optimista. ¿A quién le pedirás ayuda?

Si eres estúpido y tienes prisa le pedirás ayuda a tu amigo optimista. Ena cambio si eres una persona prudente y no luchas contra el reloj le pedirás ayuda a tu amigo pesimista.

La cuarta Ley Fundamental de Cipòlla dice:

Las personas

no estúpidas subestiman siempre el potencial nocivo de las personas estúpidas.

Los no estúpidos, en especial olvidan constantemente

que en cualquier momento y lugar,

y en cualquier circunstancia, tratar, y/o asociarse con individuos estúpidos se manifiesta infaliblemente como un costosísimo error.

Pues eso

Por Chomin Alonso

Consejero especializado en liderazgo, comunicación y en resolución de conflictos personales y profesionales. Con un estilo de trabajo contextual y estratégico, desarrolla habilidades encaminadas a la resolución y disolución de las dificultades. Las intervenciones se realizan sobre problemas concretos de comunicación, lo que permite resolver las dificultades en el menor tiempo. La aceptación de la realidad, el compromiso en la acción y la elección de propósitos, valores. El ejercicio de resoluciones estratégicas, en la toma de decisiones bien encaminadas y dar respuestas ágiles, hasta lograr una vida más rica y significativa, completan la consultoría. Especializado en consultoria de dirección de personas, cambio profesional, consejería dirección.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: