Categoría: cambio de trabajo

Me van a despedir. ¿Qué hago?

 

 

Si un día te contratan, aceptas que un día serás despedido. Es así de sencillo y parece que ese día ha llegado.

Te voy a proponer diez consejos que pueden ayudarte a recuperar la calma perdida. Hay muchos más, estos son los genéricos, tu busca los específicos para tu situación.

1.- Cuando tu jefe haga el paripé y te diga lo buen trabajador que eres y que es algo que le han impuesto y que por él no te despediría . Haz tu también el paripé, dile lo mucho y bien que has trabajado, lo feliz que has estado en la empresa, etc.  Lo único que necesitas es ganar tiempo, días , semanas o meses. Ese dinero te vendrá estupendamente y te dará tiempo a buscar un nuevo trabajo. Pídeselo con claridad, a la gente le gusta que le pidan cosas.

2.- Si estabas mirando por la ventana y no te dabas cuenta de lo que sucedía, ponte las pilas y comienza a buscar un trabajo ya. Cualquier trabajo, no un trabajo mejor que el actual, un trabajo sin más. Es mucho más fácil encontrar un trabajo si estás trabajando.

3.- Si te hueles que vas a ser despedido, prepárate. Trabaja mucho mejor que hasta ahora, así se lo pondrás más difícil a tu jefe, pídele más tarea, dórale la píldora…. y ponte a buscar un trabajo de inmediato.

4.- En las dos opciones no hables con nadie, no te quejes, no comentes tus proyectos, todo lo contrario habla bien de la empresa, de tus jefes y de tus compañeros. Ya sabes que la gente hará todo lo posible para que no les despidan a ellos y alguno solo querrá lo peor para ti, que te despidan. Ah, si les dices donde estás buscando trabajo, irán ellos antes que tu y te quedarás sin él.

5.- Guarda equilibrio emocional: la serenidad. Te van a decir que te has quedado viejo, atrás, que no sabes trabajar en equipo, que tienes un trato difícil, que eres caro, etc. Dirán cosas horribles de ti. No las creas. Quédate tranquilo y observa tu futuro, define lo que quieres hacer en este momento de tu vida y hazlo.

6.- No te plantees que vas a estar un tiempo haciendo cosas mientras te dura el paro. Es un engaño y si caes en el acabarás tomando el sol los lunes por la mañana.

7.- Informa de inmediato a tu familia, no lo ocultes. No has fracasado: te han despedido. Nada más.

8.- No te creas ninguna propuesta amable de un medio-conocido: «Vamos a montar una empresa», «llama a Fulanito y él te ayuda» ,»Lo que tienes que hacer es invertir en este sector», “Ahora eres independiente haz lo que te dé la gana”. No les creas, tampoco creas los sesudos artículos de prensa, ni los comentarios que hacen los responsables de RRHH, cree solo a gente de tu total confianza, estás en un momento muy influenciable y si alguien te propone una salida, sin reflexionar lo suficiente, la tomarás, el problema es que no hay ninguna salida relacionada con la suerte. Tu salida solo la encontrarás tú, con un plan, y con trabajo.

9.- Busca un buen Head Hunter, habla con profesionales de empresas de contratación, redacta un discurso sobre ti, que sea poderoso y cierto, memorízalo y ensáyalo en diferentes entrevistas de trabajo, no te van a contratar a la primera, haz un estupendo CV y, desde luego, no creas ni una palabra de lo que te dicen los que están al otro lado de la mesa.

10.- No perdones ni un Euro a tu empresa, conviértete en una hidra si es necesario, no les debes nada, del mismo modo que ellos a ti tampoco, no busques su comprensión ni les des la tuya. Se trata de dinero, dinero y dinero.

Como dice un amigo ¡Ahora es el momento de salirte con la tuya!

Organiza tu vida como un proyecto. 6º. 10 tips para volver al trabajo.

cropped-iStock-510395200.jpg

Algunas personas me preguntan sobre la mejor forma de incorporarse al trabajo después de varios meses de confinamiento.

Aquí tienes una lista con las 10 principales recomendaciones, que han salido en esas conversaciones.

1º.- Comportarte de la misma forma que cuando te incorporas a un nuevo trabajo. Se prudente.
2º.- Recuerda lo que decía el Gatopardo “es preciso que todo cambie para que todo siga igual”. No muerdas el primer anzuelo que te lancen, ni creas que te ha tocado la lotería.
3º.- Ten presente que se han producido numerosas conversaciones silenciosas en las que no has participado. Las alianzas han cambiado: comprueba tus alianzas.
4º.- Recuerda que el teletrabajo deja más cadáveres de los que parece a primera vista. Cambia tu comportamiento según lo cambien tus jefes. Conviértete en un espejo.
5º.- Es muy probable que se produzcan despidos así que prepárate. ¡Hazte invisible!. Añade calidad a tu trabajo y no se te ocurra pedir un reconocimiento ni rápido ni público.

6.- Muy probablemente el poder ahora está confundido por la presión que soporta. Los jefes o se vuelven despóticos o depresivos. Mantén tus comportamientos equilibrados.

7.- A nadie le interesa tu experiencia en el confinamiento. Si te preguntan es por curiosidad, no por empatía. Así, que no te quejes.
8.- La empresa no es un foro político, ni económico, ni social. Guarda tus ideas bajo un prudente silencio. ¡Deja de insultar al televisor!
9.- Recuerda que tu empresa no te debe nada. Adelántate a los acontecimientos. Busca un nuevo trabajo en silencio. Así, valorarás más el que tienes o encontrarás uno mejor
10.- Esta ha sido una nueva crisis, no es el fin del mundo. Dios te ignora, no está jugando contigo.

 

Bienvenido a la selva del trabajo.

A-Life-on-our-planet-1235b73

Después de 100 días hasta la selva parece un espacio cómodo y apacible en el que hay que estar.

Para sir David Frederick Attenborough no hay un lugar mejor para vivir que las Galápagos. En sus documentales la selva está poblada por pájaros de mil colores buscando el amor, gorilas amigables, serpientes ensimismadas, leones que dormitan y ñúes que se alimentan apaciblemente de la sabrosa hierba que crece en las praderas.

Después de ver tantos documentales cualquier selva nos parece confortable: incluso la selva del trabajo.

¿Y cómo no va a serlo? Tan solo tienes que cuidar tu estrés, caminar conscientemente, saber escuchar, almacenar pensamientos positivos, canalizar tus emociones y descubrir en el interior de cualquier fiera una persona que sufre y etc, etc

Entonces serás feliz.

Más que salir de un confinamiento parece que nos negamos a salir de un sueño infantil.

La realidad no es un documental. Ten cuidado ahí afuera.

¡Bienvenido a la selva del trabajo!

 

 

 

Organiza tu vida como un proyecto: 5º Cuida tus tres vidas.

These designs won't create themselves!

 

Vivimos tres vidas: la personal, la profesional y la profunda. A lo largo de la vida podemos nacer y morir en diferentes ocasiones, según la habilidad o incompetencia de cada uno.

Voy a explicarme.

La vida personal es la que llamamos la vida familiar, está formada por nuestra familia de origen y aquellos nuevos miembros que vamos incorporando a lo largo de la vida. También forman parte de esta familia las amistades más intimas.

La vida personal está regida por el amor. Se mueve entre el bienestar y el malestar.

La vida profesional es la que llamamos «el trabajo» y se desarrolla en la empresa, las relaciones con los compañeros, la carrera profesional, el dinero. En ésta las emociones dejan de estar en primer plano, has de ir con cara de póquer y jugar a engañar al oponente.

La vida profesional está regida por el poder. Se mueve entre el éxito y el fracaso.

La vida profunda es la que llamamos, aquellos que se atreven, vida espiritual. Va más allá de la psicología, de la mente, del cerebro. La vida profunda permanece en nuestro interior, descarnada, mantiene nuestros valores y vive en un constante e intimo, debate.

La vida profunda está regida por la congruencia. Se mueve entre lo moral y lo inmoral

Cuidar tus tres vidas es capital para vivir una vida bien vivida. 

 

 

Organiza tu vida como un proyecto: 4º Prepárate para lo peor.

NAZ_74d3f7c66a1e41808eb3aea9f446786b

 

En su famoso discurso de Stanford, Steve Jobs nos explicó la técnica que empleaba a la hora de tomar decisiónes delicadas » Recordar que voy a morir es la herramienta más importante que haya encontrado para ayudarme a tomar las grandes decisiones de mi vida».

Entonces , ¿si quieres acertar has de ponerte en lo peor?. Parece ser que sí.

Veamos un ejemplo:

Imagina que quieres cruzar una gran autopista. Estas en el arcén y tienes los ojos tapados, una venda ajustada te impide ver todo lo que te rodea. Tan solo escuchas el violento ruido de los motores que se acercan y se alejan.

Para ayudarte cuentas con dos amigos uno optimista y el otro pesimista ¿a quién le pedirías ayuda?

Seguro que en el 99% de los casos al amigo pesimista.

Pues eso: en estos momentos tan dífíciles o eres hormiga o eres cigarra. Tú eliges.

 

 

 

Resetea tu vida

Coffee break

Va siendo hora de resetear tu vida. Fíjate. ¿Va lenta?¿Te atascas en algunas decisiones?¿Te has despistado de tu camino?¿Estás bloqueado, asustada?¿Tienes miedo?¿Estas acelerada y no te mueves?¿Quieres quitarte un hábito estúpido?…

Va a ser cierto. Necesitas resetear tu vida. Volver a tu configuración inicial. Reencontrar tus valores originales, quitar los añadidos, y definir los que necesitas para este período de vida que comienza a abrirse paso.

Es el momento de dar al botón de estar centrado, enfocado en lo que te importa, situado en el momento presente. ¡Dar al botón de resetear!

¿Estás dispuesto?

Aquí tienes algunos cambios que vas a conseguir.

1º.-Detener tu sobrecarga mental. Todas esa charla que ocupa más espacio del que hay en tu cabeza.

2º.- Dejar de juzgarte. Para con esa permanente autoevalución en la que siempre pierdes

3º.- No mirar más a tu pasado. Nada va a cambiar, fue como fue. Recuerda que tu pasado no es el culpable de tus malas decisiones hoy.

4º.- Eligir mejor a los compañeros de viaje. Hay gente tóxica, si te unes a ellos acabarás siendo una persona tóxica.

5º.- Observar tu lío. Como si fuera el de otro. Recuerda: tu no eres el problema, el problema es el problema

6º.- Aceptar como eres. Es maravilloso que tomes consciencia de ti mismo

7º.- Comienza a pilotar tu vida. Desactiva el piloto automático. Encuentra sentido a lo que haces, en relación a tu propósito.

8.- Dejar de seguir reglas que no tienen sentido. Tu sabes cuáles son, actúa.

9.- Disfrutar de la conversación. Escucha al otro con atención y respeto él te dará las claves.

10.- Y, por encima de cualquier cosa, comenzar a vivir una nueva vida 

No te dejes discriminar por edad. ¡Actúa!

 

Two businessmen using a tablet computer

La discriminación por edad es más un sentimiento, que una fecha concreta. Comienza «cuando me siento cuestionado por mi edad» y no cuando cumplo una edad determinada.

Para hacernos una idea, es a partir de los 45 cuando comienza el rum-rum «te están saliendo canas» «ya no vales» «estás fuera de juego» «no me queda nada por hacer», pero al llegar 50 se vuelve una cantinela cargante «eres viejo» «si quieres hacer algo tienes que empezar de cero» y a los 55/60 se convierte en un ruido ensordecedor.

Para confirmar que se inicia el proceso de Discriminación por edadhas de prestar atención a las conversaciones de tu alrededor, a los hechos que se suceden y, por supuesto, a tus conversaciones interiores.

Por ejemplo si sientes que estás siendo apartado de un proyecto en el que participas, no eres convocado a las reuniones importantes, no te llega puntualmente, o simplemente no te llega, una información de valor, tus intervenciones son acogidas con silencio y por último están incorporando «savia nueva» y «nuevas ideas» y tu jefe te dice que no te preocupes, que es necesario para que el proyecto vaya adelante , y tienes más de 45 años: lo más seguro es que se esté iniciando un proceso de Discriminado por edad.

Ponte en marcha ¡No esperes más! La discriminación va a ir en aumento hasta que un día, inesperadamente, seas despedido y te sumes a los más de 1.500.000 de discriminados con más de 45 años (2018).

Para que estés atento te dejo un listado de indicadores que confirman, que el proceso de Discriminación por edad, ha comenzado o está a punto de comenzar. En un próximo post veremos como actuar.

Prepárate si escuchas estas frases, estás entrando en el el Reino del No

«No muestras interés por aprender» «No eres flexible mentalmente» «No te adaptas la tecnología». «No eres nativo digital» «Tienes barriguita» «No eres creativo» «Necesitamos ideas nuevas» «No estás comprometido» «No tienes energía» «No eres manejable, te estás volviendo susceptible y rígido» «No sabes trabajar con los jóvenes, tienes que adaptarte» «No entiendes el mundo actual» «No tienes flexibilidad de horarios» «No tienes flexibilidad en el salario» «No eres joven» … «¡Eres viejo para esto!»

¡No te dejes discriminar por edad!

No pierdas ni un minuto, planifica tu respuesta, inicia tu estrategia. Eres valioso y necesario para la sociedad, para tu empresa, para tu familia y para ti. Confía en tu sabiduría.

¡Te queda una tercera parte de tu vida por vivir! ¡Adelante!

10 tips para reorganizar tu vida con +50

Esto no va conmigo!

 

1.- Acepta que el tiempo pasa. Es señal de que estás vivo.

2.- Tus canas son la materia gris tu cerebro. Haz de ellas tu sabiduría.

3.- Ser senior ocupa un tercio de tu vida

4.- Organiza tu vida como un proyecto del que eres responsable. Observa, predice y actúa

5.- Perdónate por no haber logrado todo lo que te propusiste. Se compasivo.

6.- Olvida los malos problemas y céntrate en los buenos. Queda mucho camino por recorrer.

7.- Se creativo e ingenioso. Vive con intensidad y esfuerzo.

8.- Esfuérzate en sonreír. Es contagioso.

9.- Elige los valores que necesitas en este momento de ti vida.

10.- La vida es un regalo. ¡Unas vacaciones pagadas!. ¡Vívela!

Sí o sí envejecerás ¿Lo estás planificando?

senior1

Estamos tan preocupados con nuestro día a día, que olvidamos el futuro que nos viene: la vejez.

El envejecimiento da mal rollo, genera miedo y ansiedad, nos hace pensar en la decadencia física, psicológica y social, que nos acecha. Su llegada nos aparta del trabajo de un modo traumático con un último despido o de modo más amable disfrutando de la jubilación económica adecuada. Así iniciamos una nueva y última etapa en nuestra vida: la vejez.

Lograr una vejez saludable y satisfactoria es ahora el objetivo.

El envejecimiento es un proceso más complejo y largo de lo que podemos imaginar. De modo similar al proceso de convertirnos en adultos, que iniciamos a los 16-18 años en el Instituto y concluye satisfactoriamente con la estabilidad profesional y familiar. Es entre los 45-50 años, cuando iniciamos el proceso de lograr el estilo de envejececimiento, que deseamos.

Con la cercanía de la vejez da comienzo una nueva etapa en nuestra vida, que hemos de  planificar de modo similar, a la juventud y a la adultez, si queremos alcanzar una vejez que satisfaga el deseo de vivir una vida bien vivida.

Definir, planificar, tomar decisiones estratégicas sobre ese momento, nos acercará al potencial que queremos desarrollar en la ultima mitad de nuestra vida. Implicarse activamente con la vida es aceptar cada momento de la misma. Aceptar la llegada del envejecimiento nos permite pilotar acertadamente la última mitad de nuestra vida.

Predecir cómo queremos que sea nuestra vejez, adelantarnos a ella, planificarla, nos permitirá tener una vida más saludable y satisfactoria.

Migrantes de empresa en empresa.

Sin título.001

La migración, ir de una empresa a otra, de un trabajo a otro,  es el único futuro que tiene un profesional en la actualidad.

Antes los emigrantes eran un grupo reducido de personas que gastaban su escaso patrimonio en llegar a un país desconocido e iniciar su vida desde cero. Era su desesperada ilusión. Incluso arriesgaban su vida. Hoy les ocurre lo mismo en manos de traficantes.

En la actualidad cualquier trabajador sabe que a lo largo de su vida, va a tener que migrar, 4, 6, 10 veces o más, entre trabajo y trabajo. ¡Es una realidad!

Puede que no te veas forzado a abandonar tu ciudad, tu provincia o tu país, sin embargo tendrás que ir de una a otra cultura empresarial, ponerte bajo las ordenes de otros jefes (lo de líderes me resulta pedante y falso), compartir el pan con otros compañeros, alcanzar nuevos objetivos, aprender a comunicarte en nuevas lenguas, iniciar nuevas relaciones, etc. Durante más de 40 horas a la semana tu mundo no será su mundo, será algo desconocido e incierto.

Hablamos tanto de migración, de pateras, de trafico de personas, que no reparamos en las grandes autopistas llenas de automóviles conducidos en silencio, del metro y los millones de personas que se bambolean en su interior y de los autobuses que frenan y arrancan. Nos falta distancia para verlas y mucho más cuando somos uno de ellos.

Somos migrantes. Conozco personas que hacen cientos de kilómetros al día para ir a su trabajo ¡Cruzan el Estrecho de Gibraltar varias veces! Otros cientos más son despedidos a diario y otras tantas se felicitan de lograr uno nuevo. ¡Se mueven en un mundo de deslealtades y de incertidumbres! Un mundo duro y complejo: un bosque de cemento. En el que después del último despido dejas de existir.

Somos migrantes entre trabajo y trabajo. Cuanto antes lo aceptemos, antes pondremos solución.