Categoría: liderazgo

¿Debes cuidar a las personas que trabajan contigo?

 

La pregunta es muy sencilla ¿Merece la pena cuidar a las personas con las que trabajas? Por supuesto que sí. Aunque de inmediato piensas que a unos más que a otros, incluso tienes muy claro a algunos nada. ¿Pero lo piensas de corazón o por interés? Cuando introduces el concepto interés el agua clara se vuelve turbia.

¿Y si es tu jefe? Claro, no hay duda, a tu jefe le cuidas tanto, que le mimas. Jamás te enfrentas con él, siempre le das la razón incluso cuando no la tiene.

¿Y si es tu socio? Según vayan los acontecimientos. Si tienes beneficios seguro que le cuidas o de lo contrario actuaras de otra forma

El concepto «cuidar», tan humano demasiado humano, como diría Nieztsche, se deshumaniza, y rápido se llega al convencimiento de que a la única persona a la que has de cuidar es a ti mismo «porque tú lo vales».

Mucha gente piensa así. Da igual el lugar que le corresponda en la empresa, sienten que ellos son lo único importante. Los demás son prescindibles y por tanto es innecesario cuidarlos.

Unos piensan que si cuidas a los demás eres un blandengue. «Uno sabe a lo que viene. A la empresa se ha de venir llorado» me decía altivo una persona, tiempo después recibió su correspondiente patada en el culo y se dolía de la injusticia.

Con mas de 50 y menos de 30 muchos CV van a la basura. Ni se abren. Son discriminados sin ninguna piedad. No se cuida al extraño.

La sociedad entera ha caído en una trampa terrible «solo lograrás el éxito si eres malvado» y cuanto más malvado más éxito. La bondad, la benevolencia, la compasión, la virtud… parecen resultar inútiles.

Recuerda. Si te cuidas y sobre todo si cuidas a los que debes cuidar, entonces lograrás lo que te propones

 

 

Si no estás atento te quitarán el poder

Prueba a mandar un WhatsApp a tu presidente. ¡Eres incapaz! En cambio esta chica que acaba de ser promocionada hace unos días, lo hace de inmediato. Sin dudarlo. El concepto de poder en su cabeza ha cambiado: ella siente que es el poder. No lo piensa, lo siente.

Ciertamente nada puede incomodarte más. El poder se ha alojado en los sentimientos y en los dedos inmaduros de un millennials, ¡En su teléfono!. Su Verdad es una verdad inmediata, momentánea, que le lleva a actuar apasionadamente. Una verdad que dura 15 segundos.

Los millennials se han lanzado a por el poder con muchas capacidades, descaro, desvergüenza, robando las ideas, expulsando al otro, sin moralidad. Vamos como siempre se ha hecho, como los que hoy tienen el poder hicieron en su momento.

Antes se debía esperar a una cierta madurez que daban los años, pero los millennials no puedes esperar, el mundo se les va a la mierda, y quieren gozar del poder antes de que esto ocurra y si es con 20, mejor que con 30 años.

Están decididos a tomarlo antes de lo que socialmente está previsto, y quieren hacerlo deconstruyendo, vamos sin respetar, las normas. ¡Cómo siempre ha ocurrido!

No todos los millenialls son jóvenes quejicas, incultos y drogadictos a los que les gusta el perreo, como dicen los sesudos articulistas. Ni mucho menos. Entre ellos se encuentran los salvadores y pero también los depredadores de este mundo en descomposición. Ellos son los ángeles, los demonios y los niños perdidos del bosque, que se van a hacer cargo del desastre que sus padres y la naturaleza les están dejando.

Ahora es el momento de aliarte con ellos, de ser su mentor, su socio o de ponerse a temblar. Pues ellos te quitarán el poder si no estás atento. Es ley de vida.

 

Sobre la estupidez.

La primera Ley Fundamental de la estupidez humana, de Cipolla, afirma que :

Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo.

Una estupidez que escucho con una cierta alegría, las estupideces son siempre alegres, es que la forma de solucionar un despido es cambiar tus pensamientos: has de olvidar aquellos que son negativos y duplicar tus pensamientos positivos. Así, de inmediato tus problemas se solucionan y encontrarás un trabajo mejor. En cambio si tienes pensamientos negativos, tu vida será muy difícil a partir de ahora.

Tómate unos segundos para resolver este dilema.

Tienes que cruzar la M-30 a pie. Estás en el arcén y has de ir al arcén contrario, más o menos has de cruzar unos 10 carriles por los que circula un torrente de coches. Tienes los ojos cerrados y a tu lado están dos amigos que quieren ayudarte, uno pesimista y otro optimista. ¿A quién le pedirás ayuda?

Si eres estúpido y tienes prisa le pedirás ayuda a tu amigo optimista. Ena cambio si eres una persona prudente y no luchas contra el reloj le pedirás ayuda a tu amigo pesimista.

La cuarta Ley Fundamental de Cipòlla dice:

Las personas

no estúpidas subestiman siempre el potencial nocivo de las personas estúpidas.

Los no estúpidos, en especial olvidan constantemente

que en cualquier momento y lugar,

y en cualquier circunstancia, tratar, y/o asociarse con individuos estúpidos se manifiesta infaliblemente como un costosísimo error.

Pues eso

Es el momento de saber utilizar a tus amigos y a tus enemigos.

05ceab484860e87cf244d539b1816254

En estos momentos ambos son de una inestimable ayuda, si sabes emplearlos a tu favor.

A los amigos no debes cansarlos con tus quejas, ni agobiarles pidiéndoles ayuda: déjalos, no los presiones, y ellos mismos actuarán. De este modo los seleccionarás,  quedarán los buenos y te desprenderás por fin de los malos. Así sabrás quienes son tus verdaderos amigos. No les pongas en ningún compromisos, ni les pidas que te ayuden con otros, pues considerarán que de una pagan todas sus deudas contigo. Háblales de tal forma que ellos hagan lo que tú quieres, que hagan por ti.

Recuerda: no impongas lo que quieres, son ellos los que han de proponerte lo que deben hacer por ti. Esa es tu habilidad

Y con tus enemigos aléjate, pero no demasiado, lo justo para que no te dañen: entonces pensarán que eres diferente, que alguien te ayuda o incluso que eres más listo que ellos y te respetarán.

Si confundes a tus enemigos ellos se volverán tus aliados. Ninguna alianza es tan ventajosa como la que firmas con tu enemigo: el miedo le hará cumplir todos sus compromisos. Si sabes llevarle, te dará mucho más que tu amigo, como ejemplo ten presente la alianza entre Hitler y Stalin.

Recuerda: siempre guarda una distancia prudente pues es el diablo y al final te darán un zarpazo.

 

No todos los problemas de vida son psicológicos

467580649

Nos encontramos en un momento en el que numerosas personas están experimentando un dolor psíquico extremo y se sienten angustiadas, deprimidas, melancólicas, coléricas, inseguras. Razones no les faltan. Están afectados en primera persona, o cerca de graves problemas de la vida: despidos, nuevas formas de trabajo, desgaste económico, deslealtades, injusticias, falta de reconocimiento, discriminación por edad, y esto sin contar con los problemas familiares o incluso los producidos por los cambios naturales, que la vida nos plantea, ahora especialmente la muerte y la enfermedad.

Todos son problemas son problemas de la vida, ¿Nos facilita su solución el hacer de ellos problemas psicológicos?

Los problemas de la vida han de afrontarse con pragmatismo, dejando a un lado el poder de la mente, el pensar en positivo y mucho menos ponerles la tirita del coach motivador o buscar la culpabilidad de nuestro padres en las desgracias que hoy nos suceden.

Posiblemente tengas más de 40 años o estés cerca de cumplirlos, cualquier avatar que ocurra ahora te dejará especialmente débil, a no ser que pongas remedio de inmediato. Y es así, no por psicología, sino que la población trabajadora está muy envejecida y a esta edad, cuando deberías pensar en comerte el mundo, estás pensando en sobrevivir, en cuidar tu economía, tu familia, tu carrera. Estas perplejo ante lo que te sucede.

Esta es la realidad.

Seguro que durante tiempo has estado tan orgulloso de tus debilidades, creyendo que eran tus fortalezas ¿no piensas desprenderte de ellas?. Ya va siendo hora de que te pongas a la tarea y te quites todo lo que sobra en tus comportamientos y saques toda tu capacidad interior.

Y no es psicología, de nuevo, es la realidad.

Bienvenido a la selva del trabajo.

A-Life-on-our-planet-1235b73

Después de 100 días hasta la selva parece un espacio cómodo y apacible en el que hay que estar.

Para sir David Frederick Attenborough no hay un lugar mejor para vivir que las Galápagos. En sus documentales la selva está poblada por pájaros de mil colores buscando el amor, gorilas amigables, serpientes ensimismadas, leones que dormitan y ñúes que se alimentan apaciblemente de la sabrosa hierba que crece en las praderas.

Después de ver tantos documentales cualquier selva nos parece confortable: incluso la selva del trabajo.

¿Y cómo no va a serlo? Tan solo tienes que cuidar tu estrés, caminar conscientemente, saber escuchar, almacenar pensamientos positivos, canalizar tus emociones y descubrir en el interior de cualquier fiera una persona que sufre y etc, etc

Entonces serás feliz.

Más que salir de un confinamiento parece que nos negamos a salir de un sueño infantil.

La realidad no es un documental. Ten cuidado ahí afuera.

¡Bienvenido a la selva del trabajo!

 

 

 

¿Dónde están los grandes?

img002-1024x794.jpg

Suelo ver Linkedin casi todas las mañanas. Lo reviso, leo las nuevas publicaciones, los comentarios a las mismas. Es uno de los indicadores que sigo, igual que las novedades editoriales en Espasa Calpe, los artículos de prensa que circulan, Pinterest, Instagram, Facebock, etc.  Son los ojos del mundo. Siempre atentos a lo que ocurre alrededor. Igual que el gigante Argos con sus cien ojos, Linkedin escanean continuamente el mundo. Si a unos les vence el cansancio, otros despiertan.

Ahora los ojos de Linkedin muestran un mundo blando y distorsionado, al que no parece interesarle el futuro: «Hemos adelantado en digitalización» «Trabajemos con felicidad» «Un nuevo estilo de liderazgo» «Ejemplos de gente solidaria» «Más transformación digital» «Cuidemos el jardín» «Ocupemos el lugar correcto para ser valorados de forma correcta» «¡El secreto de vivir es dar!» «Quiero que me vean sonreír». Cada frase una joya, pero juntas no hacen un collar.

«A las ocasiones deben los hombre muchas veces el lucir grandes » dice el cronista que relató la terrible peste de Sevilla de 1649 y llevó a la decadencia a la gran ciudad de Occidente.

Casi todos los días busco en Linkedin a esas personas tan necesarias hoy en las empresas, personas que «luzcan grande» frente a los pequeños. Sé que están, pero no las encuentro.

¿Has preparado tu evaluación anual?

Captura de pantalla 2017-04-27 a la(s) 13.41.50 copia.jpg

Posiblemente la evaluación anual es uno de los hitos más transcendentes a los que se enfrenta un profesional. A nadie le extraña, que antes de afrontarla, se sienta inseguro, con falta de confianza, ansioso, insomne o se lleje llevar por un excesivo optimismo. Las causas por las que no se prepara convenientemente una evaluación son variadas y nos afectan de modo diferente.

Como las avestruces muchos profesionales esconden su cabeza bajo tierra o corren de acá para allá agitados como pollos sin cabeza. Los hay que se llenan de pensamientos catastrofistas del tipo «no valgo» «me van a despedir» «esta empresa no es para mí» o comienzan a hiperreflexionar obsesivamente, otros en cambio, irresponsablemente, confian en su capacidad de improvisar.

La evaluación es uno de esos los rituales empresariales que han venido para quedarse. Tiene mucho de moda y otro tanto de inutilidad tal y como se hace en la actualidad. Aún así, es irremediable pasar por ella. Estar prevenido, preparado, tener claro lo que se ha de decir, no olvidar nada que le favorezca a uno, ser elegante, educado y por supuesto, como recomendaba Gracián, actuar estratégicamente «entrar con la suya para salir con la nuestra». Es la tarea en la que hay que prepararse.

El evaluado ha de tener en todo momento un pensamiento estratégico, decidir cuándo ha de jugar y cuándo no, valorar lo que debe decir y lo que debe callar, etc . Es decir emplear todas las habilidades como un pavo para influir en quien le evalúa. 

Este es el principal marco de juego para quien está siendo evaluado: convertir en socio, aliado, complice al está al otro lado de la mesa, sentado confortablemente y seguro de su poder.

Una buena evaluación supone un año de tranquilidad y de calma.

Como consejero me corresponde estar junto al evaluado y ayudarle a observar, predecir y actuar. Sobre todo actuar. Toda evaluación tiene mucho de actuación. Como dicen los regidores en el teatro: «faltan cinco minutos para salir a escena» ¿Estás preparado?

 

No te dejes discriminar por edad. ¡Actúa!

 

Two businessmen using a tablet computer

La discriminación por edad es más un sentimiento, que una fecha concreta. Comienza «cuando me siento cuestionado por mi edad» y no cuando cumplo una edad determinada.

Para hacernos una idea, es a partir de los 45 cuando comienza el rum-rum «te están saliendo canas» «ya no vales» «estás fuera de juego» «no me queda nada por hacer», pero al llegar 50 se vuelve una cantinela cargante «eres viejo» «si quieres hacer algo tienes que empezar de cero» y a los 55/60 se convierte en un ruido ensordecedor.

Para confirmar que se inicia el proceso de Discriminación por edadhas de prestar atención a las conversaciones de tu alrededor, a los hechos que se suceden y, por supuesto, a tus conversaciones interiores.

Por ejemplo si sientes que estás siendo apartado de un proyecto en el que participas, no eres convocado a las reuniones importantes, no te llega puntualmente, o simplemente no te llega, una información de valor, tus intervenciones son acogidas con silencio y por último están incorporando «savia nueva» y «nuevas ideas» y tu jefe te dice que no te preocupes, que es necesario para que el proyecto vaya adelante , y tienes más de 45 años: lo más seguro es que se esté iniciando un proceso de Discriminado por edad.

Ponte en marcha ¡No esperes más! La discriminación va a ir en aumento hasta que un día, inesperadamente, seas despedido y te sumes a los más de 1.500.000 de discriminados con más de 45 años (2018).

Para que estés atento te dejo un listado de indicadores que confirman, que el proceso de Discriminación por edad, ha comenzado o está a punto de comenzar. En un próximo post veremos como actuar.

Prepárate si escuchas estas frases, estás entrando en el el Reino del No

«No muestras interés por aprender» «No eres flexible mentalmente» «No te adaptas la tecnología». «No eres nativo digital» «Tienes barriguita» «No eres creativo» «Necesitamos ideas nuevas» «No estás comprometido» «No tienes energía» «No eres manejable, te estás volviendo susceptible y rígido» «No sabes trabajar con los jóvenes, tienes que adaptarte» «No entiendes el mundo actual» «No tienes flexibilidad de horarios» «No tienes flexibilidad en el salario» «No eres joven» … «¡Eres viejo para esto!»

¡No te dejes discriminar por edad!

No pierdas ni un minuto, planifica tu respuesta, inicia tu estrategia. Eres valioso y necesario para la sociedad, para tu empresa, para tu familia y para ti. Confía en tu sabiduría.

¡Te queda una tercera parte de tu vida por vivir! ¡Adelante!

10 tips para reorganizar tu vida con +50

Esto no va conmigo!

 

1.- Acepta que el tiempo pasa. Es señal de que estás vivo.

2.- Tus canas son la materia gris tu cerebro. Haz de ellas tu sabiduría.

3.- Ser senior ocupa un tercio de tu vida

4.- Organiza tu vida como un proyecto del que eres responsable. Observa, predice y actúa

5.- Perdónate por no haber logrado todo lo que te propusiste. Se compasivo.

6.- Olvida los malos problemas y céntrate en los buenos. Queda mucho camino por recorrer.

7.- Se creativo e ingenioso. Vive con intensidad y esfuerzo.

8.- Esfuérzate en sonreír. Es contagioso.

9.- Elige los valores que necesitas en este momento de ti vida.

10.- La vida es un regalo. ¡Unas vacaciones pagadas!. ¡Vívela!