Resetea tu vida

Escanea tus problemas

 

Los problemas son dificultades que se mantienen en el tiempo, aunque más correcto es decir que se mantienen gracias al cuidado de la persona que los sufre. Sin su cuidado los problemas desaparecerían, se disolverían de inmediato. Se evaporarían como tantos y tantos problemas de todo tamaño.

Las personas son los propios sostenedores de su problemas: nadie conoce tanto sus propios problemas como uno mismo. Desde el momento mismo instante en el que se producen recordamos el problema, puede que nos llame la atención este conocimiento tan real de los tres primeros minutos en los que tomamos consciencia de que se estaba produciendo un problema, una mirada, unas palabras, un accidente, incluso un sueño, etc.

La descripción de esos momentos puede ser tan detallada que puede sorprendernos el nivel de detalle que podemos alcanzar. En esta ocasión redactado por el propio cliente, en una carta de despedida, podemos ver la exacta descripción de un chico de 24 años de aquel momento inicial de su problema: su angustia.

 

Coffee break

 

 

Resuelve tus líos 

 

Va siendo hora de resetear tu vida. Fíjate. ¿Va lenta?¿Te atascas en algunas decisiones?¿Te has despistado de tu camino?¿Estás bloqueado, asustada?¿Tienes miedo?¿Estas acelerada y no te mueves?¿Quieres quitarte un hábito estúpido?…

Va a ser cierto. Necesitas resetear tu vida. Volver a tu configuración inicial. Reencontrar tus valores originales, quitar los añadidos, y definir los que necesitas para este período de vida que comienza a abrirse paso.

Es el momento de dar al botón de estar centrado, enfocado en lo que te importa, situado en el momento presente. ¡Dar al botón de resetear!

¿Estás dispuesto?

Aquí tienes algunos cambios que vas a conseguir.

1º.-Detener tu sobrecarga mental. Todas esa charla que ocupa más espacio del que hay en tu cabeza.

2º.- Dejar de juzgarte. Para con esa permanente autoevalución en la que siempre pierdes

3º.- No mirar más a tu pasado. Nada va a cambiar, fue como fue. Recuerda que tu pasado no es el culpable de tus malas decisiones hoy.

4º.- Eligir mejor a los compañeros de viaje. Hay gente tóxica, si te unes a ellos acabarás siendo una persona tóxica.

5º.- Observar tu lío. Como si fuera el de otro. Recuerda: tu no eres el problema, el problema es el problema

6º.- Aceptar como eres. Es maravilloso que tomes consciencia de ti mismo

7º.- Comienza a pilotar tu vida. Desactiva el piloto automático. Encuentra sentido a lo que haces, en relación a tu propósito.

8.- Dejar de seguir reglas que no tienen sentido. Tu sabes cuáles son, actúa.

9.- Disfrutar de la conversación. Escucha al otro con atención y respeto él te dará las claves.

10.- Y, por encima de cualquier cosa, comenzar a vivir una nueva vida 

A %d blogueros les gusta esto: