¿Bloqueado?

¿Cómo llamas a ese estado de ánimo en el que sientes que ya no puedes más? Cansado, angustiado, derrotado.

En la actualidad la consejería se centra en la resolución rápida de los problemas que angustian y causan sufrimiento. Su objetivo es dar una respuesta pragmática a la necesidad de toda persona de llevar una vida bien vivida. Así, la misión del consejero, conseguir que en un corto espacio de tiempo el cliente resuelva sus dificultades, coincide con la visión del cliente, encontrar una solución útil, rápida y eficaz al problema que le hace sufrir, es decir que su problema se disuelva, desaparezca.

 

 

 

Aquí tienes algunas pistas para salir de la rotonda y ponerte en camino

 

Prueba a ser más flexible y comprensivo. Con el tiempo te has endurecido.

Solución. No le des tantas vueltas a tu futuro y mucho menos a tu pasado

Deja de quejarte. No te ayuda en nada: cuanto más te quejas más débil te vuelves

Solución:  Habla mal de alguien que no conozcas durante 3 min. seguidos al día. Descubrirás que es agotador.

Elige aquellos valores que son importantes para ti. ( 3 como máximo )

Solución. Imagina que eres un super-héroe: ¿cuáles son tus valores?.  Valiente, humilde, comprometido, etc.

Deja de hacer lo que haces. Suena radical, pero es sencillo, deja de hacer aquello que sabes que no funciona.

Solución. Haz algo nuevo  e inmediatamente corrígelo. El truco está es corregir.

Deja de buscar el equilibrio. Busca el movimiento.

Solución. Comprométete con la acción.

Separa emociones y toma de decisiones.

Solución. Acepta tus emociones, no las escondas. Te hacen fuerte y valeroso.

Limita tus problemas. Ellos no son tu vida.

Solución. ¿Recuerda los tres primeros minutos de tu peor problema?

Acepta que los amigos se van, se va el tiempo, se va la ilusión, se va la vida.

Solución. Haz hoy algo importante para ti, solo para ti y no lo compartas con nadie.

Acepta que no estás solo, que hay gente que te quiere, que te admira, que daría todo por ti.

Solución. Haz hoy algo que sea importante para otro y no se lo digas. Disfrutado en silencio.

10. Acepta que la vida es un regalo. ¡Unas vacaciones pagadas!

Solución. ¡Vive!

A %d blogueros les gusta esto: